Definición
La quiropráctica es una ciencia de salud basada en la “mecánica humana” la cual devuelve y preserva la salud de niños, jóvenes, adultos y ancianos mediante la corrección de las desviaciones vertebrales.
Es una filosofía y un arte que emplea medios naturales de curación en beneficio del funcionamiento armónico del organismo humano.
La Quiropráctica está identificada por la siguiente premisa:
“Las relaciones entre la Columna Vertebral  y el Sistema Nervioso son esenciales para el restablecimiento y el mantenimiento de la Salud”
.

¿Qué se hace?
El médico Quiropráctico trabaja con los nervios tanto directa como indirectamente ya que cada función del cuerpo está bajo el control del sistema nervioso. Cada órgano, tejido, sistema y célula es controlado por impulsos nerviosos que viajan desde el cerebro a todos los músculos, huesos y articulaciones haciendo posible el movimiento físico y el perfecto funcionamiento del cuerpo.

- Diagrama Sistema Nervioso - Pulse para ver el diagrama.

¿Cómo se hace?
El Tratamiento Quiropráctico es sin dolor y nada traumático. El Quiropráctico escogerá el tratamiento y técnica más adecuados para el problema del paciente después de haber tomado su historial médico, realizado un estudio radiológico completo y haber platicado con el paciente respecto a sus actividades diarias y hábitos. El plan que el Dr. Quiropráctico determine para cada paciente, está relacionado con su edad, estado de salud, estilo de vida y, sus problemas en la columna.
El método Quiropráctico para mejorar la salud consiste en detectar, reducir y ayudar a prevenir el mal funcionamiento del sistema nervioso.

Problemas que se atienden

La Quiropráctica en las diferentes etapas de la vida

Niños
Los niños están constantemente en actividad y con ella, accidentes y caídas provocando muchas veces desviaciones de la espina dorsal y es importante corregirlas a tiempo.
Los niños que reciben cuidado y tratamiento quiropráctico suelen tener espalda y cuello más sanos. Una vida saludable se empieza desde que se nace.

Durante el embarazo
El organismo de una mujer embarazada sufre muchos cambios físicos y hormonales los cuales, son controlados por el Sistema Nervioso y pueden ser causa de una subluxación en la espina dorsal que no sólo afectará a la madre, también al bebé ya que éste necesita para su desarrollo y crecimiento que el Sistema Nervioso de la madre, funcione perfectamente.